CAST / GAL

Puñado de sueños
Ana, 34, Cangas

Esta vez no iba a ser como las demás. Me había cansado de cargar con maletas repletas de banalidades. Sin darme cuenta la rutina y las prisas del ruidoso mundo, me habían convertido en una autómata ¡Pero esta vez no!
Abrí mi vieja maleta, corroída por los años y el peso de la vida e introduje lo necesario, pero una parte de mí comenzó a añadir todos aquellos sueños que había dejado olvidados en algún rincón de mi habitación, de mi mente, de mi vida.
¡Cerré la cremallera y me sentí viva!! Está vez iba a volar hacia mis sueños.
Compartir: