CAST / GAL

El niño que nunca dejó de soñar.
lovibc, 35, Vilagarcía de Arousa

Una vez siendo joven, no un anciano como soy hoy. Conocí un niño que soñaba, y cumplía todo lo que soñaba. Un día le pregunté a ese niño:

—¿Cómo consigues cumplir todo lo que haces?
—Pues porque nunca me olvido de soñar, viejito.
¿Viejito me ha llamado? —¿Y nunca tienes pesadillas? — Pregunté intrigado.
—Oh si claro, pero me vuelvo a dormir y sueño con otras cosas bonitas. —

Hoy en día le digo a ese niño que, por muchas pesadillas que tenga nunca se olvide de soñar. Lo hago mientras miro al espejo, desde la ceguera de mi longevidad.
Compartir: