He participado en #GadisMicrorrelatos | Microrrelatos Gadis
CAST / GAL

Equinoccio de primavera, 28, Vigo

Llevaba días desnortado, tamizando la bruma de incerteza entre las rendijas naranjas de aquel carro programado. Lisandro caminaba con paso taciturno y mientras, Daniela mantenía el equilibrio, sosteniendo su cuerpo sobre el manillar. Así conseguía deslizarse por la sección de dulces como si de una pista de aterrizaje se tratase. Todo parecía indicar que se encontrarían en la cola según la fuerza centrípeta de las casualidades, aproximándose a noventa latidos por pasillos paralelos. De pronto se detuvo el tiempo.

- Vayan pasando por esta otra caja en orden de fila, por favor - escucharon de fondo.
Compartir: