CAST / GAL

El dolor de descubrirse
Paz, 23, Badajoz

El dolor y el placer del descubrirse se amalgaman y se confunden. No existe mayor dolor que el descubrirte a ti mismo por completo, y tampoco hay mayor satisfacción que aceptarte tras este proceso.
Pero solo los más audaces y los menos soberbios son capaces de descubrirse a sí mismos en una realidad en la que el ego sostiene al hombre, puesto que la envergadura y la crudeza de la carestía personal es abrumadora en una realidad atestada de genios aparentes.
Compartir: