CAST / GAL

Sueños a la carta
Alpha Centauri, 46, Fuenlabrada

El regalo estrella de aquellas navidades fue la almohada con sueños programables. Antes de acostarte elegías si querías soñar, por ejemplo, con una playa salvaje o con un castillo medieval. Pronto sacaron una actualización y podías incluso soñar con tus series favoritas mientras dormías. Así, en una semana podías ponerte al día para enterarte de las conversaciones de tus compañeros de trabajo en torno al primer café de la mañana.
La verdad es que a mí todo esto me parece una estafa. La tecnología aún no ha avanzado tanto como para impedir que deje de soñar contigo todas las noches.
Compartir: