CAST / GAL

Despierta Ana
Juan, 52, Vigo

Despierta Ana, ya son las ocho…
Escucho la voz de mi madre, abro los ojos y siento una sensación de paz y tranquilidad al ver que estoy en mi dormitorio.
Tremenda pesadilla, un terremoto hacía que el edificio se viniera abajo y yo caía con él entre un cúmulo de cemento, madera y polvo.
Oh, que tranquilidad, aún tengo el corazón a mil…
Pero, ¿Qué ocurre?, siento un temblor.
O no, está ocurriendo de verdad, es un terremoto.
Nooo, el edificio se viene abajo.
No, por favor, noooooooooo.
Despierta Ana, ya son las ocho…
Compartir: