CAST / GAL

El sueño de Morgan Robertson
Álvar de PioS, 43, Guadalajara

1898, 14 años antes
El frío me invitaba a soñar. La muerte blanca. Soñé que el agua entraba en mis botas y dejaba de sentir los pies. Soñé que me costaba respirar y los ojos me pesaban. Se oía el agua correr por todas partes. Subí la lujosa escalinata buscando el cielo abierto, pero los peldaños no dejaban de bailar bajo mis pies. Lejos, el agua se tragaba las notas de un vals. Salté por la borda, el barco se hundía demasiado rápido, mientras se alejaba un iceberg. El nombre del barco: Titán.
Al despertar decidí escribir “Futility” (Vanidad).
Compartir: