CAST / GAL

Anestesia
Jose, 17, Villa del Río, Córdoba

Sentí cómo los dientes del dragón se clavaban en mí con pasmosa facilidad. El dolor era insoportable. Me notaba sudoroso y malherido. Estaba a punto de morir. Finalmente veo un vacío negro que me lleva flotando hacia la luz...

-Póngase la sábana bien, por favor... -me dijo un señor vestido de azul-.

Estaba en una cama de hospital, y observé una cicatriz en el abdomen. Me sentía absolutamente confundido. Pregunté de nuevo al hombre:

-¿Qué me ha pasado?

-Se acaba de despertar de la operación. Le hemos extirpado un tumor. La anestesia le habrá causado un mal rato...
Compartir: