CAST / GAL

-
Corvo do Serán, 26, Ferrol

Era agosto y redescubrí aquella alegre melancolía de finales de verano.
Las hojas de los árboles enrojecían y las nubes aparecían dejando paso a un fresco atardecer, un atardecer que anunciaba el inicio de mi madurez.
Yo mismo me di cuenta que la naturaleza era yo y yo era la naturaleza.
La renovación comenzó para prepararme para el letargo eterno del invierno, pero llegue cuando llegue no tendré miedo.
Nací para afrontar la vida con energía y naturalidad.
Era agosto.
Compartir: