CAST / GAL

Salud
Javier, 58, A Pobra do Brollón

Todos queremos salud pero poco hacemos por mantenerla. Al contrario, la vida de hoy nos la quita. Yo la he descubierto gracias al cáncer. Un linfoma que me visitó hace un tiempo y que vino para quedarse. De sopetón, sin piedad ni consuelo, tu salud pasa a ser lo único importante. El mundo se para y estás solo con tu okupa.
Cuando has perdido la salud y vuelves a recuperarla ya no hay nada más prioritario ni para ti ni para tu familia.
Que paradoja más perversa, tener que perder ese preciado bien para descubrir la importancia del mismo.
Compartir: