CAST / GAL

EN EL TREN
JOLOABE, 73, CULLEREDO

Sabíamos a ciencia cierta que no íbamos a llegar a tiempo de coger el tren. Nos habíamos despistado al coger el taxi. Esperamos el siguiente que tardó dos horas más o menos. En cuanto llegó subimos y fuimos a nuestro compartimento, que estaba bastante bien. Al llegar el revisor nos miró y se marchó todo preocupado y nos quedamos pensando el por qué. En esto, llegamos a nuestro destino y vimos que no éramos nosotros. Los vecinos no sabían quienes éramos. Luego, nos quitamos la mascarilla.
Compartir: