CAST / GAL

Desarroparme el interior
Petite Parisienne, 30, Zamora

Jamás pensé que un armario empotrado sería una puerta corredera al pasado. Regresar al nido tras aprender a volar sola estaba siendo complicado. Y allí, con los 30 recién cumplidos, con la incertidumbre de ese giro inesperado en el viaje, descubrí que ordenar la ropa acumulada durante años me reconciliaba conmigo misma.
-¡Qué suerte que te sigue valiendo, hija!– exclamó mi madre orgullosa al pasar por mi habitación.
Le lancé una sonrisa mientras desdoblaba, melancólica, el vestido de mi graduación del instituto.
Me queda bien, sí. Pero no…ya no me vale…AHORA empiezo a ser la MUJER que siempre quise ser.
Compartir: