CAST / GAL

LA BUENA AMISTAD
CONCHI, 80, CULLEREDO

Esta mañana recibí una agradable sorpresa. Me llamaron por teléfono y era una amiga que no está en España. Me llamó pues hacía tiempo que no sabía nada de mí, ni yo de ella. Preocupada porque me había puesto un wasap el día antes y no le había contestado. La verdad es que lo leí y no le contesté en el momento y después me olvidé. Me llevé una gran alegría y ella al escucharme. En ese momento llegué a descubrir que cuando la amistad es de verdad siempre está ahí, aunque tengamos muchos kilómetros por medio.
Compartir: