CAST / GAL

Elixir
Ruth, 32, Vigo

Cinco minutos. La nave gira sobre sí misma. Cuatro minutos. Comenzamos el descenso. Lento pero seguro. Tres minutos. Ahí está. Dos minutos. Avisamos a la torre de control. 3,2,1… Uno a uno salimos temerosos. Varios terrícolas ancianos nos reciben, llevan años esperando su pedido. Les entregamos el frasco, queremos cumplan aquel sueño.

Un sorbo cada uno, pero no les sucede nada, sí a nosotros, que comienzan a salirnos arrugas.
Compartir: