CAST / GAL

Sal de vida
Carla, 25, Madrid

Corres y no mirás atrás. Con cada paso que das, te sientes más liberada. Llegas al final del acantilado y te detienes. Admiras el mar. Aún con la respiración agitada, logras esbozar una sonrisa.

Das un paso hacia delante.

Y caes, sintiendo el peso de tus problemas.

De golpe, ves tu vida pasar. Lo bueno y lo malo. Las alegrías y las penas. Te das cuenta de lo mucho que te queda por vivir. Que tus sueños son mas grandes que tus miedos. De que merece la pena.

Te despiertas y sonríes. Te levantas y sigues.
Compartir: