CAST / GAL

Alternativas
Paris Joel, 56, C/Playa 25. 5º E.

Con una sobriedad propia de Andrés Segovia acabó su actuación envuelto en aplausos, mientras, de menos a más, el sonido del despertador hizo que su temblorosa mano tirara por el suelo el delicioso ensueño matutino.
Aquel día le costó vestirse, y el café, nuevamente, se volvió a derramar. Tenía vez con el neurólogo.
Sabía que esa inevitable visita era incompatible con sus anhelos.
Ya de vuelta, su mano seguía temblando, mas, en la vieja tienda de música, una mandolina brillaba con luz propia.
Al día siguiente, notó que el sonido del despertador era distinto, tenía otro timbre.
Compartir: