CAST / GAL

LAS COMILLAS
NINO RABO, 54, PALENCIA

Asistía ocasionalmente a una escena que me enervaba sobremanera. Siempre tenía lugar a través de la pantalla.

Me preguntaba acerca de mi reacción al contemplarla en vivo.

Ese día llegó. Frente a mí, una persona refería cosas intrascendentes gesticulando. Cuando vi elevar sus antebrazos y mover sus segundos y terceros dedos de ambas manos indicando el signo de las comillas, esperaba cualquier respuesta por mi parte.

El descubrimiento de mi reacción ante tamaña provocación, me dejó atónito. Desconocía por completo ser portador de ese arsenal de templanza, prudencia y saber estar exhibido en mi respuesta.

Me sorprendí a mí mismo.
Compartir: