CAST / GAL

Una noche de verano
Cristo gonzález, 77, Salamaca

En el silencio de la noche, las estrellas titilantes que adornan los jardines de Calixto y Melibea, fueron testigos .
PEra tiempo de San Lorenzo.Las Perseidas, anuncian la vida con sus juegos volátiles. Con el mecanismo de los sueños, hice la prueba. Alargué la mano tratando de averiguar si la deidad del amor que tanto consuela, aún permanecía cerca de mi. El gesto, la hizo despertar y sonreir. De súbito, se iluminó la estancia. En el instante, la reconocí: era el hada con varita mágica que durante cincuenta años me llenó de felicidad en la ciudad mágica de las catedrales.
Compartir: