CAST / GAL

Miradas
Benito Yucatán, 59, Torrejón de Ardoz

Cuando subió al tren, se adormiló junto a la ventanilla, al despertar, una mujer leía enfrente, al levantar los ojos azul grisáceos cambió su rostro, no era un sueño, ella era un calco de una mujer que estranguló delante de su hijo en un ataque de ira, todo por servirle la sopa fría, eso dijo ante el juez que le condenó a la cárcel..
Compartir: