CAST / GAL

Yo solo
Papadelta, 23, Salamanca

Una vez tuve un gran sueño: me besaba la mujer más hermosa del mundo.

Los besos que nos dimos tú no te los creerías. Figúrate lo más salvaje, frenético y apasionado; de entre todo lo que puedas soñar.

Luego desperté y la boca llena de llagas.
Compartir: