CAST / GAL

Suspiros de metal
Beri, 51, Cerdanyola del Vallès

Anoche tuve un sueño donde las máquinas soñaban a su vez. Un tractor y el pequeño remolque que lo seguía suspiraban, mientras avanzaban lentamente entre los campos de maíz. A corta distancia, un padre y su hijo paseaban uno junto al otro. Parecían enfadados, a tenor de la crispación que reflejaban sus voces. El tractor reaccionó entonces deteniéndose de golpe, al tiempo que dejaba escapar densos vapores de enojo.
Instantes más tarde, las risas de padre e hijo rompían el silencio de los campos. En consecuencia, el remolque se acercó al tractor, formando un cómodo balancín para el niño.
Compartir: