CAST / GAL

Cuentos soñados
Leo Boig, 61, Rubí

Mi primo cayó en coma por un accidente. Estuvo en coma más de tres meses. Lo visité todos los días. Cuando despertó, me explicó que tuvo diversos sueños. Al principio habían sido muy oscuros, pero después le encanto soñar con sus cuentos favoritos. Yo le había ido leyendo su libro “Los mejores cuentos”. Me dijo que, cuando soñó con el último cuento, escuchó la voz de su madre que le decía que se levantara para ir a la escuela y se despertó. Los dos estamos seguros de que los cuentos soñados le han salvado la vida.
Compartir: