CAST / GAL

Paisajes
Manlodiez, 65, Palencia

Ese año no pudimos ir a la playa, era otra comunidad autónoma. La idea de la montaña me parecía cansada y no me atraía, pero mis hijos me convencieron.
No les abandonaría y les seguiría en todo el trayecto. Descubrir esas sensaciones que jamás imaginé, me hicieron amar aún mas mi tierra.
Cielo, tierra, mar... La creación a mi alcance, la visión pisando la cima me hizo olvidar el cansancio de mis temblorosas rodillas, y a la vez me enorgullecía de haberlo conseguido.
Yo les dí la vida y ellos me la descubrieron.
Compartir: