CAST / GAL

¡ESTAMOS TODOS!
CHARO, 86, A CORUÑA

Atardecía, finalizábamos la estancia en El Cairo. La avenida. El último cruce. Cerré los ojos. Corrimos. Ya en la acera, abrí los ojos y conté. ¡Estábamos todos! El corazón recobró su ritmo habitual. ¡Llevaba tres días sin hacerlo!
Compartir: