CAST / GAL

La brújula de los sueños
Ana, 19, Málaga

De repente desperté y deseé no haberlo hecho. El mundo me demostró en más de una ocasión que la realidad superaba los sueños. Que somos la brújula de una vida despistada.
De repente desperté, y me pregunté por qué no vivir soñando, sentir el placer de recrear lo que solo existe en la mente.
Hacer que el éxito reste el miedo al fracaso. Que el amor propio haga sombra al qué dirán y que el sueño de hoy sea la realidad del mañana.
De repente desperté y fui yo quién demostró al mundo que los sueños superan la realidad.
Compartir: