CAST / GAL

Los peces del mar
Miriam, 28, Lugo

Descubrí que no se puede salvar a nadie que no quiere ser salvado. No importan los motivos por los que no quiera salir el pez de su pecera. No importa que el agua esté congelada, contaminada o sea escasa; es el pez el que debe ansiar liberarse de su recipiente de cristal y navegar hacia nuevos puertos. Tampoco de nada sirve que el mono sea su gran amigo y le invite a jugar entre las ramas de los árboles: un pez no puede ser mono y un mono no puede ser pez.
Compartir: