CAST / GAL

Esperando
Melqui, 59, Zamora

Entré en aquella bonita casa, salí, volví a entrar, descubrí que no podía salir. ¡Alguien había cerrado la puerta con llave! Nadie esperaba afuera.
Compartir: