CAST / GAL

Quizás fue un mal sueño
Sirena de Sálvora, 46, Mugardos

Dejabas una estela de risas tras de ti por donde pasabas.

Disfrutabas diciendo eso de: "Ponme la peor centolla que tengas, para la pesada de mi mujer".

Me encantaba llevarte la contraria.

Según tú, ella trataba de perderte de vista en el supermercado porque le daba vergüenza ir contigo, por las carcajadas que provocabas entre los clientes y el personal de la tienda.

Tu partida es un mal sueño del que quisiera despertarme.

Ahora es tu esposa quien, con lágrimas en los ojos, me pide: " ¡Niña! ¡ponme una centolla tan mala...como aquellas,.. que le vendías a Andrés'
Compartir: