CAST / GAL

CORONAVIRUS, VIDA-MUERTE
Pmanolito, 79, Cambados. Pontevedra

No lograba dormir, tosía desesperadamente, mi frente ardía, crujían mis vísceras. No podía oír ni oler...
Hospital repleto, sonidos ininteligibles, olores fuertes que solo me figuraba. Dios mío, soy joven todavía; llévate a los que ya han vivido, tengo derecho a cumplir mis veinticinco. ¡Maldito Coronavirus!
Pensaba en mis hijos que no tuve, soñaba con mis padres ya difuntos, me dolía el corazón. ¿Quién me habrá contaminado?, ¿a cuántos habré hecho yo la putada?
Me dolía todo, pero no lo sentía, no controlaba mis esfínteres, ¡qué vergüenza!
Me sacudí convulsivamente en mi lecho y desperté. La VIDA, ¡qué maravilla!

----------------------------------------
Compartir: