CAST / GAL

HAY QUE CUIDARSE
CHARO, 86, A CORUÑA

El 14 de marzo del 2020 cerró con llave y dejó de salir. Al aplaudir a los sanitarios lo hizo sin abrir la ventana. Durante el verano casi se asfixia con todo cerrado y el invierno lo pasó en cama, tapado hasta las cejas. Como persona de riesgo y por apellidarse Abad lo vacunaron de los primeros, con la vacuna más segura. Puso un cartel en la puerta: “Falta segunda dosis”. Después: “Falta consolidar inmunidad”. Y llegó el gran día: Julio 2021. Traje impoluto. Afeitado. Dentadura impecable. Mascarilla en el bolsillo. Satisfecho cruzó la calle. Lo arrolló un Ford Fiesta.
Compartir: