CAST / GAL

Alas
Arrebol, 47, Isla Cristina

Sueño que tengo alas. Nacen, orgullosas y enormes, de mis escápulas, tan parte de mí como mi vientre o mis manos. Si las agito con fuerza, desato un vendaval a mi alrededor, si las repliego, sus plumas me hacen cosquillas en la parte de atrás de los muslos. Sueño que con ellas todo es posible y ningún lugar está lejos. Teniendo alas, nada me pesa. Cuando despierto, un sol naranja comienza a asomar tras el horizonte. Abro la falleba de la ventana, me encaramo al alféizar y me lanzo al vacío. En unos instantes me pierdo aleteando entre las nubes.
Compartir: