CAST / GAL

EL DESCUBRIMIENTO DE UNA PALABRA
LUBIANCA, 50, A CORUÑA

Miraron el escenario: alguien había tomado la sopa de pescado con la boca abierta. Lo supieron porque algunas letras aún estaban esparcidas por el suelo y porque había intentado formar una palabra en un desesperado intento de salvarse de la quema. Concluyeron que era un crimen; y quedó sin resolver.
Compartir: