CAST / GAL

El jardín de la luz
J. Manuel, 65, Valladolid

Aquel domingo, verano del 66, aquella luna llena resplandeciente que reflejaba su brillantez en la pared blanca, silenciosa del palomar. Mamá me llevó a conocer algo deslumbrante. El traqueteo de las sillas de madera, fue apagándose y el silencio se apoderó de aquel jardín de edén, solo roto por el canto del grillo al que habíamos violentado llamando a su pareja... ¡cri, cri! ¡De repente!, un haz de luz gigante sobre nuestras cabezas... nervioso, con la boca abierta, me quedé absorto, era magia, fantasía, un sueño...
Compartir: