CAST / GAL

Sueño ovejuno
Alfil, 15, Barcelona

Cintia era una niña que vivía en la ciudad, en un barrio de casas unifamiliares. Era muy activa, y a la hora de dormir le costaba desconectar y contaba ovejitas, y luego soñaba que tenía una como mascota.
Contando ovejitas recordó que se había dejado la puerta del jardín abierta, así que bajó a cerrarla. De repente oyó: bee, bee. Pensó que estaba medio dormida. Pero, oh là là, un montón de ovejas se habían colado en su jardín. Su sueño convertido en realidad. Lástima que la historia de lo que pasó con las ovejas no cabe en este microrrelato.
Compartir: