CAST / GAL

Sueños compartidos
Zebedeo, 59, Porriño

Desde niño había soñado con construir una casa al borde del acantilado. Había trabajado duro, siempre lejos del hogar, embarcado en largas travesías por todos los mares y océanos. Toda su fortuna y anhelo estaba en construir su sueño, hasta que materializó en piedra aquel deseo.
Se embarcó de nuevo. Cuando regresó, vio que su casa estaba habitada. "¡Okupas!", pensó con rabia. Abrió la puerta con violencia. Dentro se encontró una niña que le miraba con miedo. "¿Abuelo?", preguntó la cría. Él se le acercó y la abrazó con ternura, absorbiendo su miedo. Juntos comenzaron a soñar de nuevo.
Compartir: