CAST / GAL

El tornillo
Lydia, 21, Ferrol

Cuando Julia llegó al instituto ese día la estantería de su clase se había roto.
-¿Qué ha pasado?- le preguntó a la profesora.
-Le faltaba un tornillo a la estantería y por la noche se calló. Todo lo que había encima se ha roto.

Días más tarde, al meter la mano en el bolsillo del pantalón, Julia sintió algo metálico. Solo entonces recordó el tornillo que había encontrado en clase la semana pasada.
Compartir: